Orígenes de la Navidad moderna

Orígenes de la Navidad moderna

En la actualidad, el mundo esta lleno de celebraciones y eventos, frutos de la mezcla de culturas a través de los años.

El sincretismo cultural al rededor de diferentes tradiciones nos ha llevado a celebrar la Navidad cómo lo hacemos ahora, y deseamos compartir contigo un poco de los orígenes de algunas tradiciones modernas.

Árbol Navideño

Se dice que el árbol de Navidad, como casi todas las costumbres occidentales, tienen un origen pagano. Cuando los primeros cristianos llegaron al territorio norte de Europa encontraron una celebración que se realizaba en honor al nacimiento de Frey, el dios vikingo del Sol y la fertilidad.

Dicha festividad se hacía con un árbol que simbolizaba el universo, llamado Yggdrasil.
La copa del árbol era Asgard, morada de los dioses, y el Valhalla, el palacio de Odín; las raíces simbolizaban el Helheim, el reino de los muertos.

Fue hasta que, entre los años 680 y el 754, San Bonifacio, cortó uno de esos árboles y en su lugar plantó un abeto que adornó con manzanas y velas como símbolo del amor del Dios cristiano.

25 de Diciembre

La Navidad tuvo un comienzo lento en el escenario mundial. No fue hasta el año 336 dC cuando los obispos romanos registraron por primera vez
el 25 de diciembre como el nacimiento de Cristo. La Navidad tomó el lugar de miles de antiguas celebraciones paganas del solsticio de invierno.

Cada 21 de diciembre, durante el solsticio de invierno (la noche más larga del año) significaba el triunfo de la vida sobre la muerte. Para los vikingos era un momento de celebración, donde las familias y los amigos se reunían al rededor de su árbol ceremonial Yggdrasil, ante el fuego, para celebrar que estaban vivos y para recordar a los que se habían quedado por el camino. Dicho evento era conocido como el Yule.

Al igual que ocurrió con muchas otras celebraciones paganas (el solsticio de verano con el día de San Juan, el equinoccio de primavera con la Pascua, Samhain con La noche de todos los Santos, etc…) Los cristianos unieron en una sola fiesta, la fiesta de el Yule y el nacimiento de Cristo, para una evangelización mas pacifica. El Yule en las tierras de los ‘bárbaros’ y la Saturnalia (una fiesta pagana en honor a Saturno) en el caso del Imperio Romano, que justo culminaba el 25 de diciembre con Natalis Invictis Solis, el nacimiento del sol invencible.

Santa Claus y sus renos

Durante las fiestas de el Yule se sacrificaba una cabra en honor a Thor, pues ellos creían que el dios de trueno nórdico conducía un carro tirado por dos machos cabríos de los que podía alimentarse y siempre revivían. Antes de ser sacrificada, la cabra era cargada con ofrendas para las fiestas, y poco a poco terminó convirtiéndose en un símbolo de esta fiesta pagana.

Con el paso del tiempo la cabra cargada de ofrendas se fue humanizando hasta convertirse en el Joulupukki (“cabra de navidad” en finlandés), un ser mitad cabra y mitad humano, de gran tamaño y con barba, que acompañado de algunas cabras (que más tarde serían reemplazadas con renos) recompensaba a los niños buenos y castigaba a los niños malos.

Con el paso de los años la imagen del Joulupukki comenzó a resultar demasiado intimidante y aterradora para las generaciones venideras y poco a poco cambió su esencia. El Jaulupukki se tornó benévolo, dejando de lado su faceta de castigos hasta finalmente ser fusionado con la imagen de San Nicolas.

San Nicolás, también conocido como San Nicolás de Mira o San Nicolás de Bari, fue un obispo que vivió en el siglo IV. Más de dos mil templos están dedicados a él en todo el mundo. San Nicolás de Bari murió el 6 de diciembre del año 343, y tras su muerte se convirtió en el primer santo, no mártir, en gozar de una especial devoción en Oriente y Occidente.

El sacerdote salesiano Jerko Grzincic escribió una opereta navideña titulada Llega San Nicolás, compuesta de tres actos. El juego musical abarca un gran número de niños, en representación de ángeles, demonios, Santos Crispín y Gerardo y otros. El estreno se llevó a cabo por primera vez antes de la Segunda Guerra Mundial en el pueblo de Ljubljana con gran éxito.

Debido a la gran popularidad de San Nicolas, y a que su día es el 6 de diciembre, fue la opción perfecta para remplazar la aún aterradora imagen del Joulupukki, vistiendo a San Nicolas con ropas verdes o azules y una gran barba. Aún así, fue hasta 1931 cuando la Coca Cola, buscando una imagen navideña para su marca, contrató a Haddon Sundblom, un estadounidense de origen nórdico que nos dio al Santa Claus que todos conocemos.

Regalos Navideños

Las Saturnales, fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el dios de la agricultura y la cosecha, y que originalmente transcurrían entre el 17 y el 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, guardan muchas similitudes con la Navidad moderna.

Los romanos, como ocurre actualmente en la Navidad, visitaban a sus familiares y amigos, intercambiaban regalos y celebraban grandes banquetes públicos.

Así mismo, los regalos navideños simbolizan los presentes que los “tres hombres sabios”, los 3 Reyes Magos, le dieron a Jesús en el pesebre el día de su nacimiento el 25 de diciembre.

Disfruta de esta Navidad celebrando con los tuyos en un ambiente de seguridad y alegría, cuida tu salud, cuida tus pertenencias y tu patrimonio.

¡Asegura su bienestar!

www.exse.com.mx

#navidad #christmas #history #historia #historiadelanavidad #origines #origen #raices #vikingos #arbolnavidad #christmastree #historiadenavidad #origendenavidad #info #informacion #conocemas #historyfacts #historyvikings #realidad #verdad #religion #fe #creencias #creencia #saber #conocimiento #conoce #lectura #leer #seguros

Facebook
Youtube
Instagram
LinkedIn
Blog
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial