Día Mundial de la Sepsis

Día Mundial de la Sepsis

El Día Mundial de la Sepsis se celebra el 13 de septiembre de cada año desde 2012. Surgió como una iniciativa de la Alianza Global de la Sepsis y con la finalidad de incrementar el alerta de la comunidad y del equipo de salud sobre la sepsis.

La sepsis es una enfermedad que ocurre cuando la respuesta del organismo a una infección daña sus propios órganos y tejidos. Puede conducir a un colapso circulatorio conocido como shock, puede causar un mal funcionamiento de diversos órganos y hasta la muerte, especialmente si no es reconocida y tratada a tiempo.

Este síndrome fue identificado desde tiempos antiguos, Hipócrates la describió como un proceso mediante el cual la carne se descompone. Aún hoy, a pesar de su alta y creciente incidencia, es una enfermedad muy poco conocida por el público y suele diagnosticarse demasiado tarde.

En una encuesta realizada en Estados Unidos y Europa, entre un 80% y un 90% de la población no estaba familiarizada con la palabra sepsis, y aquellos que si lo estaban desconocían que se trataba de una de las principales causas de muerte.

Si bien la aplicación de ciertas medidas terapéuticas en las primeras horas de tratamiento pueden reducir la mortalidad, menos de 1 cada 7 pacientes recibe este tratamiento en los tiempos adecuados.

Por cada hora que se demora el inicio del tratamiento antibiótico en los pacientes con sepsis la posibilidad de sobrevivir cae drásticamente. Por este motivo la sepsis debe considerarse como una enfermedad tiempo-dependiente.

Mientras que la sepsis afecta a más personas que el cáncer de mama, de próstata y de pulmón en conjunto, los fondos destinados a investigación en sepsis son menores al 4% de los fondos destinados a la investigación en el área de dichos cánceres.

Al igual que con el politrauma, el infarto agudo de miocardio y el accidente cerebrovascular, la identificación temprana y el tratamiento inmediato apropiado en las horas iniciales posteriores al desarrollo de la sepsis mejoran los resultados y aumentan las posibilidades de recuperación.

¿Se puede prevenir la sepsis?

Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), es posible. Para ello se puede incidir en la prevención, en la medida de lo posible, para evitar las infecciones asociadas a un mayor riesgo de sepsis, o bien adelantándose a la evolución fatal que pueda tener esta patología. En el primer caso, estas son algunas medidas que las personas mayores pueden llevar a cabo de forma sencilla:

  • Mantener una higiene adecuada para evitar las infecciones relacionadas con el sistema digestivo o urinario. En esto juega un papel importante contar con agua potable y unos servicios de saneamiento de calidad.
  • Es recomendable preparar nuestras comidas de una forma segura, además de seguir una buena alimentación para fortalecer nuestro sistema inmunitario.
  • Con especial atención en las poblaciones de riesgo ante una septicemia, como es el caso de los mayores, resulta obligatorio que estas personas estén al día de las vacunas pertinentes.

Además, cuando los mayores están hospitalizados o viven en residencias, es necesario que los profesionales realicen los protocolos pertinentes en la prevención de esas infecciones.

#sepsis #septicshock #sepsisalliance #sepsisday #sepsisworldday #salud #medicina #organos #cuerpo #cuidados #sepsisrecovery #sepsiswarrior #lectura #info #sabermas #mexico #guadalajara #gdl #monterrey #mty #leon #gto #merida #cancun #cdmx #edomex #ciudaddemexico #seguros #asegurar #prevenir #prevencion #bienestar

Facebook
Youtube
Instagram
LinkedIn
Blog
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial