La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por tener altos niveles de azúcar en la sangre. De no atenderse oportunamente, provoca daños en extremidades inferiores (pie diabético) y órganos como el corazón, páncreas, ojos y riñones.

En México, 7 de cada 10 personas con diabetes no alcanzan sus metas de control.

Se estima que el gasto mensual que implica hacerle frente a una enfermedad de este tipo es de $2,000.00 pesos, si es que se cuenta con el apoyo de alguna institución de seguridad social, de lo contrario el costo puede ser superior a los $7,500.00 pesos mensuales.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), en México, se gasta alrededor de $3,872 millones de dólares en atención a la diabetes anualmente, representando el 34% del gasto en salud. La atención médica de un diabético cuesta alrededor de $24,000 y $90,000 pesos al año.

Actualmente se reconoce que 73% de las personas mayores de 20 años en el país tiene un peso por arriba de lo saludable, una tercera parte de la población escolar está en la misma condición y 4 de cada 10 mujeres adolescentes tienen sobrepeso u obesidad.

En México, el 80% de la diabetes es causada por sobrepeso y obesidad.
Esto nos habla de una emergencia, y nos indica que el cuidado y la atención de la diabetes deben ser una prioridad tanto en el corto como en el mediano plazo.

 

Síntomas

  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Pérdida inexplicable de peso
  • Cansancio crónico
  • Sed y hambre constante

Prevención

  • Checa tus niveles de azúcar cada seis meses, sobre todo si tienes antecedentes familiares de este padecimiento
  • Adopta una alimentación balanceada
  • Reduce el consumo de bebidas azucaradas, alimentos procesados y carnes rojas.
  • Realiza actividad física al menos 30 minutos diarios.

 

Cuidados que hay que tener si ya se tiene diabetes

  • Acudir mensualmente al médico para llevar un adecuado control
  • Evitar el consumo de productos azucarados y con alto contenido de grasas
  • Usar calzado cómodo y ventilado
  • Corta tus uñas regularmente
  • Limpia suavemente las callosidades en los pies
  • Protégete adecuadamente del frío y calor
  • Humecta constantemente tu piel

Cuídate

Hay seguros médicos que pueden ayudarte tanto para prevenir como para tratar la diabetes,

siempre y cuando lo tengas contratado antes de adquirir la enfermedad.

¿Puedes solventar los gastos de un padecimiento así? Es mejor prevenir ahora para ahorrar después. ¡No te arriesgues!

 


Facebook
Youtube
Instagram
LinkedIn
Blog
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial