Cuando se contrata un seguro para autos que cuente con una cobertura contra pérdida perdida total lo que principalmente se tiene en mente es la posibilidad de que, ante un siniestro o robo, se recupera la totalidad del auto o lo acordado por contrato para hacerse efectivo ante estas circunstancias. El trámite debería ser sencillo y ante la presentación de la documentación correspondiente se recibiría el monto en juego para la adquisición de un nuevo vehículo o para la reposición de lo que fuere pertinente.

Sin embargo, puede llegar a pasar que en medio del papel alguna de las cuestiones involucradas quedarán descubiertas. Es el momento en que la aseguradora avisa que la pérdida limitada queda fuera de cobertura y uno, en general, no logra entender por qué. Seguramente lo que ha pasado es que alguna de las normativas se infringió. Pero, ¿cómo ?, ¿qué hay que tener en cuenta?

Para que estas situaciones no te tomen por sorpresa lo mejor es que tengas presente problemas son los eventos o situaciones por lo que una cobertura de pérdida total no es necesariamente efectivo.

Como se puede observar, los casos en que se producen una limitación a la cobertura de Pérdida Total son realmente situaciones que no tendrían que suceder si se utiliza el auto a conciencia o si se maneja prudentemente teniendo en cuenta la normativa de tránsito vigente.

Para elegir aquel seguro para autos que mejor te proteja en todo momento y que sea un respaldo de tranquilidad lo mejor es cotizar en línea porque no solo se puede elegir con tranquilidad y contemplar todas las opciones sino que también se tiene respuesta inmediata, siempre que se necesita del servicio.

Facebook
Youtube
Instagram
LinkedIn
Blog
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial